Francesco Queirolo empleó 7 años en esculpir esta maravilla en el s.XVIII

El lugar, la Capilla de SanSevero, en el mismísimo centro histórico de Nápoles; el artista, Francesco Queirolo, escultor italiano del siglo XVIII y su obra "El Desengaño".

 

Francesco queiroloSomaSantutxu

 

Esta maravillosa escultura representa un pescador que ha sido liberado del pecado, representado por la red. Mientras un ángel de pequeñas alas y con una pequeña llama en su frente -símbolo del intelecto humano- ayuda a este hombre a liberarse de caer en la tentación y señala un globo terráqueo a sus pies, símbolo de las pasiones mundanas.

 

Francesco queirolo5iamalsout

 

Hasta aquí todo estaría en la línea de las esculturas de la época, habitualmente cargadas de simbolismo, si no fuera porque el detalle y la complejidad de la obra es tal, que en su momento se consideró imposible de realizar por ser demasiado ambiciosa.

Queirolo fue el único valiente entre todos los maestros italianos que se atrevió con el encargo, y además lo hizo en un solo bloque de mármol. Es especialmente reseñable la red, su perfección es tal que llama a acercarnos para comprobar que efectivamente no está hecha con cuerda, sino con mármol.

 

Francesco queirolo1SomaSantutxu

 

Tal es la magnitud de "El Desengaño" que en su libro "Istoria dello Studio de Napoli", el biógrafo Giangiuseppe Origlia afirma que es "la última y más difícil prueba a la que puede aspirar la escultura en mármol". Así lo demuestra que la obra lleve siglos emocionando a los visitantes.

 

Cuenta la historia que el mismo Queirolo tuvo que pulir con piedra pómez la escultura, pues los artesanos de la época, incluso los más especializados en pulido, se negaron a arriesgarse a que se les rompiera en pedazos.

 

Francesco queirolo2SomaSantutxu

Francesco queirolo3museosansevero

Francesco queirolo4museosansevero

Francesco queirolo6ancienteurope

Francesco queirolo7iamalsout

Francesco queirolo8 museosansevero

 

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos también: Exquisita escultura del siglo XIX envuelta en un velo de mármol 

 

 

 

Cultura Inquieta logo