Diez consejos para ser muy infeliz

En un ejercicio de psicología inversa, os proponemos 10 razones para hacer de nuestra vida todo lo que no quisieramos que fuese.


1. Haz cosas que odias. Consigue un trabajo que todos a tu alrededor aprueben, pero que realmente no disfrutes hacer. Quéjate de cuánto detestas hacer cada día eso mismo que, desde un principio, sabes que no quieres hacer.

2. Evita enfrentar tus problemas. Busca todo lo que te permita evadirte del presente: alcohol, drogas, sexo, dormir, procrastinar, comer en exceso (o no comer del todo), al igual que comprar cosas que no necesitas para sentirte mejor por un asunto interior que no estás enfrentando.

 

Diez consejos para ser muy infeliz

 

3. Trata de cambiar a todos a tu alrededor. El mundo debería girar en torno tuyo. No dejes que nadie te convenza de lo contrario: si alguien se comporta de manera que no apruebes, haz que lo sepa. Tú no eres el problema, son ellos.

4. Quéjate. Fíjate siempre en el lado negativo de todo lo que se te presente, y busca que los demás también lo vean. Eso te hará parecer más inteligente con los pocos que quieran escucharte hablar de todo lo que detestas.

5. Vive en el pasado. Todas esas horribles memorias de infancia y adolescencia son lo más preciado que tienes, el único lugar al que tienes derecho. Olvida el presente: vive tu vida como si recordaras la vida frustrada de alguien más.

6. Obsesiónate con el futuro. Pensar en el pasado eventualmente te agotará. Cuando quieras quitarte un poco de estrés, piensa en todo lo terrible que te espera en el futuro: todas las tragedias, todos los malentendidos, todo lo que podría salir mal.

7. Mantén relaciones tóxicas. Frecuenta la compañía de gente que, como tú, odie lo que hace y viva atado a reproches del pasado. Prefiere especialmente a aquellos que no crean en tus talentos, que no dejen de reprocharte cosas, que quieran que cambies quién eres para “poder amarte”.

 

Diez consejos para ser muy infeliz

 

8. No confíes en nadie. Recuerda: el mundo gira en torno a ti, así que todos están esperando la manera de aprovecharse de ti. Sin embargo, procura comportarte hipócritamente, para que nadie sepa que en realidad guardas profundas sospechas sobre ellos.

9. No te cuides. El cuerpo es un parque de diversiones desechable que puede ser educado para dormir poco y mal, no hacer ejercicio, comer comida chatarra y procesar alcohol en lugar de agua. Cuando te enfermes, la ciencia ya habrá encontrado una solución para tu problema.

10. No le digas a la gente que quieres, que los quieres. Recuerda que la gente quiere aprovecharse de ti. Amar a alguien es peligroso. Lo mejor es ir en contra de esos violentos sentimientos y cambiarlos por una pasiva condescendencia, por una tolerancia distante o simple y llanamente por indiferencia.

 

via aleph

 

 

Cultura Inquieta logo