Ellen O´Neal, icono y referente mundial del “freestyle skatebording” de los 1970

La skater de San Diego, referente y con reconocimiento como pionera en 2014, ha fallecido y dejado en las ruedas de su skate, un legado maravilloso para el deporte y para todas las mujeres del mundo.

 

ellen oneal 1
Ellen O´Neal en acción

 

El caso es que Ellen O'Neal -escrito también en muchos sitios como Ellen Oneal- fue una figura importantísima de la segunda generación de chicas que se convirtieron en skaters profesionales en los 70's. Si en los 60's las Laurie Turner, Wendy Bearer o Patti McGee habían puesto la semilla del patín femenino, la también conocida como 'la madrina del skate' fue de las encargadas de consolidar a las mujeres en este deporte y/o estilo de vida.

O'Neal empezó a patinar en el 75 con 16 años. Con tan solo un año de patín ya había conseguido el patrocinio de Gordon & Smith, Bennet Trucks y Vans. Luego añadiría a la lista Kryptonics y Hang Ten. Todo ello mientras se convertía en una de las primeras en ganar y subirse al podio en las primeras competiciones de skate. De hecho, fue 3ª y 2ª en los Skateboard World Championships de California en el 76 y el 77, respectivamente. Siempre por detrás de Ellen Berryman.

 

ellen freestyle skater

 

Más allá de la competición, Ellen O'Neal también se convirtió en un icono para el skate femenino por modificar maniobras con una gracia y uno estilo único, así como por sus fotos en la revista Skateboarder Magazine.

Además, su larga cabellera rubia y sus shorts aparecieron también en una película de culto como Skateboard (1978), en el papel de Jenny Bradshaw, junto a Leif Garrett y Tony Alva. Y destaca, también, su cameo en el capítulo The Skateboard Whiz de Wonder Woman.

ellen oneal 2ellen onealellen oneal 3ellen oneal 4 

ellen o neal

o neal ellen

  

Ellen fue en una de las primeras en subirse al podio en las primeras competiciones de skate y en los Skateboard World Championships de California en el 76 y el 77, y se convirtió en un icono para el skate femenino tanto por transformar maniobras con su gracia y estilo único como por sus fotos.

  

 

 

Cultura Inquieta logo