Qué significa disfrutar de la vida, según el filósofo griego Epicuro

¿Qué lugar le damos al placer en nuestra vida? Epicuro nos dejó una respuesta sencilla y difícil de entender al mismo tiempo, que nos invita a reflexionar sobre nuestra propia búsqueda del hedonismo.

 

caroline hernandez tmpq5r9mboc unsplash

 Caroline Hernandez

Si alguien nos preguntara en este momento que es para nosotros disfrutar de la vida, probablemente se nos vendrían a la cabeza algunas rápidas respuestas o algunos contextos o pequeños placeres.

Quizá haya para quien el disfrute se encuentre cerca del mar, con una cerveza en la mano en lo que consideramos como una buena compañía; puede ser que para muchos el placer vaya asociado al disfrute de la sexualidad y el contacto de los cuerpos; hay quienes encuentran en la soledad su oasis de felicidad y algunos, por el contrario, son felices rodeándose de gente y yendo de compras por los pasillos de un centro comercial.

 

Piernas desnudas en una cama mientras las acarician con una rosa
Ava Sol

Después de estas preguntas, es inevitable que la siguiente pregunta sea que si, en realidad y en general, tampoco pedimos demasiado para disfrutar, ¿por qué no nos pasamos la vida disfrutando? ¿Es posible vivir únicamente así, gozando de esas pequeñas grandes cosas que nos hacen felices? No por definición, estar vivos implica asumir ciertos sucesos —como la enfermedad o la muerte— que conllevan sufrimiento, pero ¿y al margen de estos condicionantes?

No son pocos los pensadores que han intentado responder a esta pregunta. Epicuro fue uno de los más destacados, llegando a ser incluso catalogado como el fundador de la escuela hedonista por haber dedicado gran parte de su obra y de su vida al estudio del lugar que el placer tiene en la existencia humana.

Este video nos cuenta cómo el filósofo griego empezó a estudiar la felicidad para descubrir algunos motivos por los que los seres humanos somos tan torpes en esta misión que debería ser una de las más importantes de nuestras vidas:

 

 

En resumen, según Epicuro, el secreto de la felicidad podría estar en:

- Estar en contacto frecuente con nuestros amigos

- Llevar una vida sencilla y moderada

- Realizar un trabajo en el que sintamos que aporta algo a la sociedad

- Cultivar la calma de nuestra mente y espíritu

 

Busto griego
Jasper Smith

 

Como vemos, de entrada la fórmula no resulta imposible ni tan complicada. ¿Entonces? ¿Por qué nos cuesta tanto mantenernos en este estado de dicha y disfrute? Probablemente porque a menudo nos cuesta enfrentarnos a las imposiciones del sistema al que pertenecemos y es difícil decir "no" a lo que hemos aprendido desde pequeños en pos comenzar a construir la vida que realmente deseamos.

Pero, ¿y si lo hiciéramos? ¿Realmente son tantos los impedimentos a los que enfrentarnos para lograrlo?

 

h/t: Pijama Surf

 

 

 

Cultura Inquieta logo