Cinco sugerencias para afrontar la Filofobia, el miedo a enamorarnos

Las fobias nacen de asociaciones que hace nuestra mente, asociaciones disfuncionales que nos llevan a temer algo de forma irracional.

Por Bertrand Regader

 

amoresimposibles2

 

De hecho, las fobias suelen ser anticipatorias, es decir, sentimos miedo ante un evento o una circunstancia que ni siquiera se ha producido.

Entonces, ¿qué es la Filofobia y por qué los seres humanos somos capaces de experimentar este miedo?

La Filofobia es el miedo al amor, y las personas afectadas de este temor evitan crear lazos emocionales y relaciones con otras personas.

Definición de Filofobia El amor, si hablamos en términos neurocientíficos, altera nuestros niveles hormonales y químicos, lo que nos hace experimentar sensaciones bastante peculiares.

En un artículo del psicólogo Jonathan García-Allen vimos que, prácticamente, el amor puede considerarse una droga si nos ceñimos a su impacto en nuestras conexiones neuronales.

La fobia a estar enamorado, o Filofobia, es un trastorno de la ansiedad que tiene fuertes consecuencias en el bienestar emocional de la persona afectada.

Quienes sufren este temor irracional no solo dejan de buscar activamente el contacto con personas que les atraen, sino que también tienden a evitar relacionarse con cualquier individuo que potencialmente pudiera estar interesado en tener un afer romántico.

A pesar de que en general se asocia el estado de enamoramiento a una excitación positiva, para una persona filofóbica este torrente de sensaciones desencadena altos niveles de estrés emocional.

En casos graves, la Filofobia puede terminar por aislar a la persona que lo sufre, y tiene una gran comorbilidad con otros trastornos emocionales.

 

¿Qué síntomas presenta una persona con Filofobia?

Los individuos que sufren este miedo temen enamorarse, entregarse a una relación o establecer vínculos emocionales con otras personas. Estas personas suelen mostrarse retraídas, sin mostrar sus verdaderos sentimientos.

Es como si tuvieran una “barrera emocional” para evitar que otros les lastimen. En algunos casos, se han reportado mareos y ataques de pánico cuando estas personas están cerca de alguien con quien sienten una atracción fuerte, así como otros síntomas de tipo ansioso.

Normalmente, el factor desencadenante de la Filofobia es el fracaso de una relación anterior. Las malas sensaciones experimentadas en el pasado bloquean a la persona, hasta el punto en que cualquier atisbo de posibilidad de conocer a otra persona conecta directamente con su experiencia dolorosa, por lo que simplemente evitan el peligro.

 

amores imposibles

 

¿Qué hacer si se sufre este miedo a enamorarse?

Primero de todo no hay que alarmarse, se trata de una respuesta de nuestra psique hacia un episodio doloroso del pasado. Estamos simplemente evitando que nos vuelvan a hacer daño o volver a sentirnos vulnerables y deprimidos.

Lógicamente, cada relación sentimental es un mundo y las hay más o menos tormentosas. Cuando hemos vivido durante años amarrados a una relación tóxica no es raro que al terminarse esta experiencia pongamos una especie de escudo para que no volver a repetir el error.

Si bien es lógico y deseable que aprendamos de los errores, también debemos tener en cuenta que nuestra próxima relación no tiene por qué traernos estas emociones desagradables, por lo que no es bueno evitar el amor, sino simplemente aprender de la relación anterior e intentar fundamentar nuestras relaciones venideras en vínculos más sanos.

Si necesitas la ayuda de un psicólogo o psicóloga, te ayudará a que sientas libre de expresar tus temores y te facilitará el proceso de reinterpretar las situaciones vividas para que seas capaz de volver a enamorarte (si así lo deseas, claro).

 

amoresimposibles6

 

Cinco consejos para afrontar la Filofobia

Los psicólogos clínicos suelen apuntar varios aspectos que ayudan a suavizar el impacto de esta fobia en la vida de los afectados.

 

1. Exponerse al miedo

Como ocurre en cualquier fobia, evitar el estímulo que provoca miedo no es la solución, sino que más bien agrava el problema. Además, la Filofobia suele aparecer después de una experiencia traumática con una pareja anterior, así que volver a tener contacto emocional con otras personas hace que este recuerdo negativo se desvanezca progresivamente.

 

2. Aprender técnicas de gestión emocional

Vivir el presente, disfrutar del relax, escuchar música, practicar Mindfulness… Son ese tipo de actividades que nos ayudan a restablecer el control emocional en nuestra vida.

 

3. Expresar los miedos

Guardarse todas las sensaciones negativas que vivimos está altamente desaconsejado. Poco a poco, debemos intentar abrirnos con personas de confianza y explicarles qué nos está sucediendo, por qué nos sentimos así y cómo nos sentimos. La simple conversación con esa persona cercana puede hacernos ver las cosas de otra manera, positivizando la situación y comprendiendo que el miedo a enamorarse es solo una etapa transitoria fruto de una mala experiencia.

 

amoresimposibles9

 

4. Darse tiempo

Algunas personas intentan poner remedio a su estado de ansiedad dándose prisas, queriendo arreglar todo en un día, etc. Nada más lejos de la realidad. Precisamente, para superar un trastorno fóbico, lo primero que debemos hacer es dar tiempo a nuestra mente para adaptarse a los cambios.

Por tanto, no es buena idea afrontar este malestar descargando Tinder y pasándonos horas buscando candidatos o candidatos a ocupar nuestro corazón. Hay que aprender a convivir con nosotros mismos, descubrir nuevas sensaciones, y por supuesto encontrar formas de ser felices en el día a día más allá del ámbito afectivo-romántico.

 

5. Acudir a un psicólogo

Los psicólogos y psicoterapeutas están especializados en tratar este tipo de desórdenes emocionales. Te darán pautas para que comprendas mejor de dónde viene tu miedo y a gestionarlo para deshacerte de él.

 

Bibliografía consultada

● Cavallo, V. (1998). International Handbook of Cognitive and Behavioural Treatments for Psychological Disorders. Pergamon. pp. 5-6.

● Cooper, R. (2014). Diagnosing the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders: Fifth Edition (en inglés). Karnac Books. p. 9.

● Dalgleish, T., Dunn, B., Mobbs, D. (2009). Affective neuroscience: Past, present and future [Electronic Version]. Emotion Review, 1(4), pp. 355 - 368.

● Gendron, M. y Barrett, E. (2009). Reconstructing the Past: A Century of Ideas About Emotion in Psychology [Electronic Version]. Emotion Review, 1(4), pp. 316 - 339.

Por Bertrand Regader, director de Psicolgía y mente

 

logo