Fotografía

Fotografías de Cannes en 1946 que evocan a la eternidad del verano

En verano, el sol en la cara, el mar y la sal en la piel, los paseos por la naturaleza o las lecturas a la sombra de un árbol nos producen a todxs una sensación de eternidad efímera, pero esa eternidad estival nunca fue tan bella como en el Cannes de 1946.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.