Amar la imposibilidad, doce recomendaciones cinéfilas

Doce películas, doce maneras de amar la imposibilidad.

Cuando nos sumimos en puntos de inflexión, reparamos en que estos no conllevan un único final, sino que suelen ser la suma de muchos desenlaces en los que debemos romper con los lazos de los que queremos deshacernos en actos de desintoxicación que nos empujan a dar un paso adelante y continuar en la dirección correcta.

Collage sin titulo

Sin embargo, hay otras veces, en las que tras el punto de inflexión, nos toca desprendernos de algo o alguien en contra de nuestra voluntad, esa voluntad de asumir que, quizás, nunca vuelva a ser nuestro o que quizás nunca lo fue.

HEARTBEATS
Les amours imaginaires de Xavier Dolan.

Eso es lo que ocurre con los amores fugaces, los que vivimos con una intensidad que nos desborda y que puede venir provocada por la falacia de la magia estival o la nostalgia otoñal. Esos que funcionan como un espejismo que nos hace creer que todo es épico, que todo huele a brisa y es del anaranjado cálido de un atardecer.

Con la razón anulada y el corazón embriagado, vivimos esos días con inusitada euforia hasta que llegan las despedidas que con ahínco disfrazamos de promesas en un intento por mantener la magia a la que estamos totalmente arraigados. Justo ese será el momento en el que, quizás, nos toque añadir a nuestro currículum vital otro amor imposible que nos marcará para siempre. 

Hay que pensar y aceptar que nuestra vida va a estar llena de amores inalcanzables que viviremos sin poder respirar, con un nudo en la garganta y montados en la montaña rusa del quiero y no puedo o del quiero y no entiendo, porque no, no todo es posible.

IN THE MOOD FOR LOVE
In the mood for love de Wong Kar-Wai.

Asumamos que en ocasiones la distancia puede tirar la torre más alta, que determinadas circunstancias pueden incapacitar la alineación de los astros, que el miedo puede actuar con su poder arrebatador, que puede que sea el lugar pero no el momento, que la química es capaz de fluir en una sola dirección sin activar la deseada reciprocidad.

Aceptemos que puede que nuestro único logro sean las miradas que dicen lo que las palabras no pronuncian haciendo que todo acabe convirtiéndose en una dolorosa partida de estrategia que deseamos que termine causando el menor daño posible y dejándonos de una pieza que con cada golpe se acabará haciendo más dura y resistente.

Cuando a duras penas consigamos pegar todos los trozos que han resultado tras nuestra batalla perdida y nuestra resignada retirada, tenderemos a pensar que no volverá a sucedernos, ni a caer en ese agujero de autoengaño y confiaremos en hacernos más sabios para discernir las falsas señales antes de que todo se torne infecto.

Sin embargo, la verdadera victoria es comprender que ocurrirá de nuevo y mientras, lo único a lo que aspiraremos será a seguir soñando con el día en que llegue esa clase de certeza que sólo se presenta una vez en la vida, como le pasaba a Meryl Streep en Los Puentes de Madison, y a la que nos agarraremos dejando que nuestra energía se nos vaya en ello.

Todo lo que podemos hacer es seguir intentándolo.

500 DIAS JUNTOS
500 Days of Summer de Marc Webb.

Tomad nota de estos doce amores de los que fue imposible no sentir un amor imposible:

Les Amours Imaginaires (Xavier Dolan, 2010). La imposibilidad se da cuando un chico gay se enamore perdidamente de uno hetero que además es también el objeto del deseo de su mejor amiga.

20th Century Women (Mike Mills, 2016). La imposibilidad se da cuando sientes pasión por tu vecina y ella solo te ve como su mejor amigo.

20 th CENTURY WOMAN
20th Century Women de Mike Mills.

The Kings of Summer (Jordan Vogt-Roberts, 2013). La imposibilidad se da cuando vives con tu mejor amigo tu mejor verano aunque no entiendas lo que sientes por él, y él tampoco.

500 Days of Summer (Marc Webb, 2009). La imposibilidad se da cuando te embarcas en una relación idílica que sabes que no va a funcionar.

The Royal Tenenbaums (Wes Anderson, 2001). La imposibilidad se da cuando decides ir contra la propia naturaleza y te enamoras de tu hermana a cambio de sufrir una tristeza crónica.

Los amantes del Círculo Polar (Julio Medem, 1998). La imposibilidad se da cuando naces maldito, luchas contra el destino y todo un conjunto de casualidades que actúan para unirte y separarte de la persona que amas hasta el final. 

Los Puentes de Madison (Clint Eastwood, 1995). La imposibilidad se da cuando conoces al hombre de tu vida y ya has hecho la tuya con otro que, además, es bueno.

Blue Valentine (Darek Cianfrance, 2010). La imposibilidad se da cuando entras en el bucle de salvar una relación a la que eres adicto y está totalmente desgastada.

BLUE VALENTINE 1
Blue Valentine de Darek Cianfrance.

La gata sobre el tejado de zinc (Richard Brooks, 1958). La imposibilidad se da cuando luchas por un matrimonio que se produjo por guardar unas apariencias sujetas a la presión de los convencionalismos.

In The Mood For Love (Wong Kar-Wai, 2000). La imposibilidad se da cuando reprimes un romance que está condenado a no consumarse, que está condenado a consumirse.

Like Crazy (Drake Doremus, 2011). La imposibilidad se da cuando amas en la distancia y estas sentenciado a que la historia se apague y se encienda con cada encuentro.

A escondidas (Mikel Rueda, 2014). La imposibilidad se da cuando eres adolescente y te enamoras de alguien de tu mismo sexo que por su cultura entiende la vida de otra manera.

LIKE CRAZY
Like Crazy de Drake Doremus.

Apúntate a nuestra newsletter

Únete a nuestra comunidad. Así podremos invitarte a los eventos que organizamos y estarás al tanto de convocatorias y concursos.