Diez obras maestras del cine que nos muestran el mundo a través de la infancia

  • Cine

Cuando nos hacemos mayores, en muchos momentos, querríamos recuperar la mirada inocente y la perspectiva limpia y desprejuiciada que teníamos cuando éramos unos niños y unas niñas. 

El mundo cuando no levantamos ni un metro del suelo o cuando todavía estamos a las puertas de la confusa adolescencia puede ser horrible a nuestro alrededor, pero en nuestro interior sigue brillando una luz que nos hace tener un prisma positivo de las cosas. Bendita ignorancia.

Esto es algo que se ha retratado en el cine en muchas ocasiones. Muchos directores han hecho crudos, mágicos, fantásticos e incluso irónicos e hilarantes retratos de la realidad del mundo adulto a través de la mirada de niños y niñas que han protagonizado obras maestras de nuestro cine contemporáneo. Os dejamos con diez de ellas.

 

Los 400 golpes (François Truffaut, 1959)

cultura pop infancia sociedad cine 1

 

El coming of age más icónico de la nouvelle vague no fue solo un éxito de crítica y público en los años 60, fue también el acertado retrato de Antoine, un niño de 12 años que tiene que luchar con la llegada a la adolescencia en un entorno que no comprende y que lo empuja a la rebeldía.

Antoine convive con los problemas conyugales de sus padres y con las exigencias de un profesor muy estricto. Para escapar de la realidad, hace novillos con su amigo René, con el que traza un plan: huir de sus casas para conocer el mar en unos de los planos secuencia más inolvidables del cine contemporáneo.

 

El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973)

cultura pop infancia sociedad cine 2

 

Erice filma la España de la postguerra vista a través de Isabel y Ana, dos niñas que viven en la Castilla profunda y cuya existencia sufre un antes y un después en el momento que hace acto de presencia en sus días el cine, más en concreto El Doctor Frankenstein.

Con mucha poesía visual y una atmósfera reflejo del letargo de una época más que olvidable, el director mezcla la cruda realidad con los sueños y las fantasías de una generación de infantes que se hizo fuerte en mitad de un desierto material y emocional.

 

Cuenta conmigo (Rob Reiner, 1986)

cultura pop infancia sociedad cine 3

 

Basada en una novela de Stephen King y con un reparto compuesto por algunas de las estrellas adolescentes más rutilantes de los años 80, Cuenta conmigo es la historia de una pandilla de prepúberes que vivirán un verano que cambiará sus vidas y sus rumbos.

Una oda nostálgica a la amistad y a lo fugaces que son los compañeros de vida cuando la edad adulta nos hace coger caminos diferentes y nos hace reparar en que aunque fueron efímeras, no tendremos amistades más verdaderas y auténticas que las que tuvimos cuando fuimos niños.

 

Cinema Paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988)

cultura pop infancia sociedad cine 4

 

Una de las películas más bellas que se han rodado sobre la infancia y sobre el cine es esta obra maestra de Tornatore cargada del costumbrismo mágico que tan bien supieron plasmar maestros italianos como Fellini y Visconti.

La relación entre Salvatore, un niño soñador, y Alfredo, el operador de cámara del cine de una pequeña región italiana, es una lección de vida y un canto a todas las pequeñas cosas que nos hacen grandes que culmina con un final inolvidable que hace que se nos empañen los ojos cada vez que lo vemos y lo vivimos.

 

La vida es bella (Roberto Benigni, 1997)

cultura pop infancia sociedad cine 5

 

Roberto Benigni, director, guionista y protagonista de esta cinta, nos regaló esta crítica sobre los horrores de la guerra, que es como un cuento con terrorífica moraleja, pero cargado de humanidad, humor y luz.

Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, Guido y Dora tendrán como única preocupación hacer que su hijo perciba la realidad de un campo de concentración como un juego que hará que sus recuerdos sigan siendo los recuerdos de un niño.

 

Ciudad de Dios (Fernando Meirelles, Kátia Lund, 2002)

cultura pop infancia sociedad cine 6

 

Basada en hechos reales y ambientada en el mundo del crimen organizado de Cidade de Deus, un suburbio de Río de Janeiro, esta patada en el estómago se desarrolla desde los sesenta hasta principios de los ochenta, época durante la cual el tráfico de drogas y la violencia impusieron su ley en las favelas.

Los espectadores somos los acongojados cómplices de Buscapé, un niño de 11 años tímido y sensible que observa a los niños duros de su barrio, sus robos, sus peleas y sus enfrentamientos diarios con la policía mientras sueña con convertirse en fotógrafo si consigue sobrevivir a su infierno diario. 

 

Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton, 2006)

cultura pop infancia sociedad cine 7

 

¿Quién no empatizó y se ilusionó con la pequeña Olive?¿Quién no entendió que la mirada tierna de una niña que no está corrompida por los prejuicios le permite soñar con ser lo que quiera ser y le permite tener una fe infinita en sí misma?

En esta genial comedia indie, su entrañable protagonista quería participar en un concurso de belleza que establecía unos cánones en los que la mayoría de los mortales no encajamos, pero no le importaba porque tenía el apoyo de toda su familia y todo el público que acabó entendiendo que la más bella del certamen era ella, y por goleada.

 

Donde viven los monstruos (Spike Jonze, 2009)

cultura pop infancia sociedad cine 11

 

Solo alguien con la magia de Spike Jonze rodando podría adaptar y materializar a alguien con la magia que el ilustrador Maurice Sendak tiene escribiendo e imaginado. Llevar a la pantalla grande Donde viven los monstruos no era tarea fácil.

Max tiene la capacidad de pasar por el filtro de su imaginación y sus ensoñaciones toda la realidad que le abruma. A través de su mundo de fantasía, el pequeño nos explica cómo se siente ante el hecho de ser un niño solitario, el hecho de tener una hermana mayor que ya no le acompaña en sus juegos o el hecho de no ser ya el centro de atención de su madre.

 

The Florida Project (Sean Baker, 2017)

cultura pop infancia sociedad cine 9 copia

 

El cine de Sean Baker siempre se decanta por explicar una problemática real desde un punto de vista preciosista, casi ingenuo. Lo hizo con los prostitutas transgénero de Tangerine y lo volvió a hacer, magistralmente, con los niños en riesgo de exclusión social de The Florida Project.

A pesar de las luces y de los colores vivos que impregnan el periplo diario de Moone, una niña de 6 años que vive en un motel muy cercano a Disneyworld, la cinta muestra el brutal contraste en blancos y negros que existe entre la verdad que viven los que pueden pagar la entrada de un parque de atracciones y aquellos que solo pueden verlo desde lejos.

 

Blaze (Del Kathryn Barton, 2022)

cultura pop infancia sociedad cine 10

 

Blaze es una niña de 12 años con una sensibilidad y una imaginación increíbles, que construye un mundo interior que se tambalea el día que queda en estado de shock tras ser la única testigo de una violación que acaba en asesinato.

Pocas veces se ha retratado el final de la inocencia de manera tan portentosa en el fondo y en la forma. Pocas veces se han reunido tantas ideas y sensaciones creando un imaginario tan genuino como el que ha creado Del Kathryn Barton en su ópera prima.

 

Por