65 años desde que Rosa Parks se negara a ceder su asiento

Y ese mismo día, por un viaje en autobús, cambió la historia. 

 

Rosa Parks Claudette Colvin y Rosa Parks: abanderadas de la lucha por los derechos civiles y humanos

 

El 1 de diciembre de 1955, en Estados Unidos, Rosa Parks, una mujer negra, sube al autobús para volver a casa después del trabajo. Toma asiento y se niega a levantarse cuando el conductor le da la orden de que se lo ceda a un hombre blanco que acaba de entrar. Se acaban de cumplir 65 años de aquel “no” que supuso un gran “sí” para la raza negra. Ese día sería un punto de inflexión en muchas vidas.

“Mi única preocupación era llegar a casa después de un largo día de trabajo". Así se refirió Rosa Parks al momento en que decidió no ceder su asiento en el bus a un hombre blanco, el primero de diciembre de 1955. Un gesto que parece insignificante, pero que tuvo amplias repercusiones en la lucha por la igualdad racial.

 

portadarosaparks

 

En los buses de Estados Unidos durante los 50, los blancos debían ocupar los asientos delanteros y los negros el puesto de atrás. El primero de diciembre, Rosa Parks, una costurera de 42 años de Montgomery (Alabama), decidió ubicarse en un espacio que sólo los negros podían ocupar si ningún blanco la necesitaba.

 

Su gesto ocasionó que el entonces desconocido Martin Luther King impulsara un boicot para que ningún afroamericano usara autobús para llegar a su trabajo. Meses después, la segregación en los buses fue declarada inconstitucional.

“Nadie puede entender la acción de la señora Parks hasta que se dé cuenta de que la copa de paciencia se rebota, y la persona debe decir “No lo soporto más”, dijo alguna vez Martin Luther King.

 

 

rosaparks1 Rosa Parks y Martin Luher King

 

 

Fue así como un simple gesto desencadenó en un movimiento masivo por los Derechos Civiles, que concluyó con la derogación de las leyes de segregación gracias a la Ley de Derechos Civiles.

Y aunque la segregación fue abolida, la desigualdad entre ciudadanos negros y blancos sigue existiendo en aspectos como el acceso al sistema de salud, la justicia o el poder adquisitivo. Queda mucho por hacer.

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo